Emprendedores en pleno siglo XXI

 

Emprendedores en pleno siglo XXI

En este artículo vamos a hablar sobre un tema que volvió a ser actualidad con la llegada en el año 2008 de la crisis económica, nos referimos al autoempleo o como también se le conoce ser emprendedor. Con la llegada de dicha crisis, muchas empresas cerraron sus puertas dejando consigo una senda de personas desempleadas en busca de una forma de ingresar capital en sus hogares y poder vivir, si bien es cierto que la gran mayoría de ella pasaron a engordar las listas de desempleados que aún hoy azota a España y otros países, otros decidieron que como dicen los asiáticos, crisis es igual a oportunidad.

Los emprendedores han tenido que saber adaptarse no sólo a la incertidumbre de crear tu propio negocio en el cual no sabrás si conseguirás tus primeros clientes, si conseguirás recuperar el capital invertido ni si quiera si podrás cubrir los gastos mensuales de seguridad social, gestoría, etc., pero a todo ello se ha de sumar trabajar en un contexto como es el siglo XXI con innovación por todos lados y a todas horas y donde hay que saber estar atento al mercado cambiante en el que vivimos para detectar las oportunidades y para no acabar siendo víctimas de una amenaza que no supimos ver ni prevenir.

Un ejemplo de emprendedores que han sabido aprovechar las innovaciones que se cocían en el mercado es la empresa de reparaciones tecnológicas Mediatonic SL una compañía que cuando el mundo de los teléfonos inteligentes ya estaba empezando a ser viral y voz populi para todos, ellos fueron un paso más allá y ya empezaron a pensar en que esos terminales que la gente quería y estaban empezando a comprar año tras año necesitarías ser reparados y por tanto había un nicho de mercado donde poder posicionarse como un referente en el sector.

Mediatonic también se dedica a la reparación de sistemas informáticos, tanto ordenadores de sobremesa como portátiles, con lo cual cubre una necesidad latente, reparar los dos elementos tecnológicos más utilizados en el día a día de una persona y / o empresa, sus ordenadores y teléfonos móviles. A su vez supieron introducirse en un mercado donde las barreras de entrada a nivel económico pueden no ser excesivamente elevadas más allá del alquiler y la fianza de las instalaciones donde se realizan las reparaciones, el stock mínimo necesario en hardware, el software que se precisa para las reparaciones y algunos gastos más, no obstante la barrera de entrada principal es el conocimiento técnico del cual se ha de precisar para poder realizar este tipo de tareas y por tanto para montar este tipo de empresas. En este punto Mediatonic ha sabido posicionarse correctamente mediante la contratación de personal cualificado y con un punto muy importante en esta industria, el conocimiento transversal del producto no limitándose a especializaciones en marcas y / o modelos concretos (muchas empresas de reparación de smartphones se limitan a trabajar con marcas como Samsung o Apple que aglutinan el mayor % de cuota de mercado obviando las demás), sino que es conocedora de los funcionamientos de los terminales independientemente de la marca lo cual permite que se genere un mercado del clientes potenciales de prácticamente el 100% de los usuarios de teléfonos inteligentes, principalmente aquellos que no dispongan ya de garantía oficial.

Por tanto Mediatonic sería un buen ejemplo a tener presente para cualquier emprendedor que quiera construir su compañía desde 0 y que lo quiera hacer en un sector tan competido y profesionalizado como es el relacionado con los productos tecnológicos ya sea de hardware como en este caso o software.